Thegermanarmy.org - The German Army  1657-1945

Batalla del Rio de La Plata 13 Diciembre 1939

Directiva No 1 del Alto Mando Aleman a la Kriegsmarine

"La Marina Alemana llevara a cabo su propia actividad belica contra las unidades mercantes y su principal objetivo seran los buques ingleses."

Para esa epoca Alemania,  como un producto de las restricciones impuestas por el Tratado de Versalles, habia desarrollado los acorazados de bolsillo, dentro de ellos estaba el Almirante Graf Spee, el cual se encontraba en el Atlantico Meridional en Septiembre de 1939, su comandante era el Capitan de Navio Langsdorff, este una vez recibida la autorizacion de iniciar su aventura corsaria, decidio trasladarse al Atlantico Sur donde podria interceptar las rutas comerciales, a diferencia del Mediterraneo donde podria encontrarse con gran parte de la Royal Navy.
Admiral Graf Spee en el puertoA las 13 horas del 30 de Septiembre avisto su primer buque, el Clement de bandera inglesa, la tripulacion fue obligada a abandonar el barco, no sin que antes radiara la posicion, y el mismo fue hundido. El Almiratazgo Britanico ordeno la salida de unidades de guerra con el fin de dar caza al corsario. El 5 de Octubre avisto al navio Newton Beech , Lagsdorff habia ordenado previamente pintar el buque con colores parecidos a los usados por la Marina Francesa, esto confundio al Capitan enemigo y solo se dio cuenta cuando se inicio el abordaje, el 9 encontro el Ashlea logrando abordarlo antes de que radiara su ubicacion, el 11 mimetizado engaño al capitan del Huntsman de gran tonelaje que fue hundido. Para este dia los ingleses habiendo desarrollado una gran actividad, obligaron a Langsdorff a empezar a tomar precauciones, el 14 de Octubre se encontro con su buque de apoyo el Altmark, traslado sus prisioneros al mismo, cargo combustible, municiones y suministros. Langsdorff enfilo el buque hacia el Cabo de Buena Esperanza, el 23 de Octubre se encontro con la motonave Trevanion la cual a pesar de las advertencias logro radiar un mensaje, el mismo sin embargo fue motivo de confusion para el Almirantazgo, que no pudo ubicar, salvandolo de ser alcanzado por la Fuerza H inglesa constituida por el crucero de batalla Renown y el portaviones Ark Royal.
El 28 de Octubre se encontro nuevamente con el Altmark y teniendo en cuenta las informaciones recibidas enfilo hacia el Oceano Indico, el 15 de Noviembre estando al nordeste de Lourenco Marques ubico al cisterna ingles Africa Shell  el cual fue hundido, en vista de que la operacion en este sector no aporto ningun nuevo buque que significara algo, Langsdorff  tomo la determinacion de volver al Atlantico, donde se encontro nuevamente con el Altmark,  efectuo reparaciones y continuo su caceria, mientras tanto el Almirantazgo ingles, como no se habian producido nuevos incidentes en esta parte, informado del episodio del Oceano Indico, traslado al Indico las fuerzas H y K.

Caracteristicas Tecnicas
Tripulacion 44 oficiales/1050 suboficiales
Planta Motriz Ocho motores Diesel/potencia total 56000 hp
Velocidad maxima 26 nudos
Autonomia 19.000 millas nauticas
Armamento principal 6 cañones de 280mm en dos torres blindadas
Blindaje 140mm en la superestructura y partes principales
Armamento secundario ocho torres de 150mm cuatro porbanda
Armamento antiaereo cuatro torres dobles de 105 mm/tres torres dobles de 88mm/dos torres dobles de 37 mm
Lanzatorpedos seis tubos lanzatorpedos de 533 mm
Reconocimiento dos hidroaviones Arado Ar 196
El 2 de Diciembre uno de los hidroaviones del Graf Spee avisto el mercante ingles Doric Star el cual fue alcanzado y hundido, sin embargo logro radiar la posicion exacta y el corsario debio abandonar la zona a toda maquina, el 6 de Diciembre se encontro con el Altmark  en medio del Atlantico Meridional,  el 7 de Diciembre una vez reabastecido encontro al mercante ingles Streonshalh , el cual hundio,  tomando la tripulacion a bordo. El 13 de Diciembre de 1939 despues de haber barrido infructuosamente la costa africana, avisto un buque que creyo era un mercante, al acercarse se encontro con el crucero ingles Exeter,  seguido del Achilles y   el Ajax.

Corsario alemán en acción
Se inició la guerra y se desconocía el paradero del acorazado desaparecido. No se supo de él hasta el 30 de septiembre de 1939, cuando dos botes de salvamento alcanzaron las costas brasileñas en las proximidades de Pernambuco. Sus ocupantes refirieron que su navío, el Clement, mercante de 5.051 toneladas, había sido inspeccionado y hundido por “un gran navío de guerra alemán”.
La noticia confirmó los temores de Londres. Un corsario alemán hacía peligrosa la navegación en el Atlántico sur. Más tarde, un segundo mercante inglés fue hundido, esta vez en la ruta del Atlántico norte. Causó zozobra e inquietud la presencia de la nave corsaria en tan corto tiempo en dos puntos extremos del océano. La incertidumbre creció más cuando se supo que tres buques de carga, el Ashley (4229 toneladas), el Newton Beach (4661 toneladas) y el Huntsman (8300 toneladas) habían desaparecido sin dejar rastro frente a la costa africana, entre El Cabo (Sudáfrica) y Freetown (Sierra Leona). Era evidente que no era un solo corsario el que actuaba. Fue necesario destacar una escuadra de vigilancia en desmedro de la flota inglesa. En total se movilizaron para esta tarea no menos de 23 navíos: cuatro acorazados, catorce cruceros y cinco portaaviones.
En noviembre de 1939, el Admiral Graf Spee apareció en el Océano Índico, hundiendo un pequeño petrolero frente a la costa de África oriental y retornó al Atlántico sur por el Cabo de Buena Esperanza, a considerable distancia de tierra. En la ruta de El Cabo a Freetown, hundió tres buques en muy poco tiempo. Pero la buena estrella del corsario alemán se torció cuando el Doric Star siguió transmitiendo, pese a las amenazas, y comunicó las coordenadas del encuentro. El 4 de diciembre se encontró con su buque de abastecimiento, el Altmark. Desde el 3 de septiembre, el Graf Spee había causado pérdidas al transporte marítimo británico con un total de 50 000 toneladas hundidas. Comoquiera que estuviera navegando desde el 21 de agosto y las máquinas no habían cesado de funcionar, el comandante Hans Langsdorff pensó en el retorno a Alemania para poner a punto sus máquinas.
Entre septiembre y diciembre de 1939, el Admiral Graf Spee había hundido nueve buques mercantes en el Atlántico sur y el océano Índico. El capitán del Admiral Graf Spee se adhirió estrictamente a las reglas militares relativas al ataque a mercantes, poniendo a salvo a la totalidad de la tripulación de los barcos atacados. No se perdió ninguna vida en ninguno de los hundimientos. La mayor parte de las tripulaciones de los barcos fueron transferidas a su buque de apoyo, el petrolero Altmark. Más tarde, 299 miembros de las tripulaciones de los buques mercantes atacados fueron liberados por la fuerza en las aguas territoriales de Noruega, entonces neutral, por el destructor británico HMS Cossack (en lo que se conoce como el incidente del Altmark).
Cabe destacar que los prisioneros fueron tratados con bastante consideración por parte del capitán Hans Langsdorff, y más tarde estos mismos devolvieron las atenciones cuando desembarcaron en Montevideo acompañando a los restos de los caídos en combate en el cortejo fúnebre.

Batalla del Rio de la Plata
13 de Diciembre a 17 de Diciembre 1939

En la mañana de aquel día de diciembre de 1939, el Graf Spee estaba a unos 500 kilómetros de la costa frente al estuario del Río de La Plata. Los vigías oteaban el horizonte desde la amanecida y uno de ellos dio alarma de mástiles en el horizonte. El Graf Spee estaba camuflado con ondas blancas en sus líneas de aguas y un esquema de camuflaje para simular un crucero inglés.
El comandante de guardia, sorprendido de ver mástiles y no humo, ordenó despertar al capitán. El vigía creyó avistar un crucero y dos destructores. El comandante Langsdorff ordenó zafarrancho de combate y a cubrir puestos de combate; creía tener a la vista la avanzada de protección de un convoy. Como el Graf Spee era superior a esas naves y el objetivo estaba acorde con las directivas dadas, decidió combatir, para luego hundir el convoy. Pronto Langsdorff descubrió su error: el pretendido crucero era un buque de 10.000 toneladas, inferior al acorazado alemán únicamente en el calibre de su artillería: seis piezas de 203 mm contra otras tantas de 280 mm. Los otros dos navíos, que habían sido tomados por destructores, eran cruceros ligeros que disponían entre ambos de dieciséis cañones de 152 mm. Se trataba de la fuerza naval del comodoro Harwood y los tres buques eran los cruceros Exeter, Ajax y Achilles. Harwood decidió dividir sus fuerzas para atacar al acorazado alemán desde diversos puntos y dispersar los fuegos del mismo.
Langsdorff decidió aplastar a sus adversarios uno a uno y concentró sus fuegos sobre el más poderoso y peligroso de ellos: el crucero pesado Exeter. A las 06:16 fueron disparados los primeros cañonazos desde los montajes triples de 280 mm del Admiral Graf Spee, y tres minutos después fueron contestados por el Exeter. La distancia se había acortado sensiblemente y no rebasaba los 15.000 m. Las dos naves intercambiaban un rápido y nutrido fuego. El Exeter fue tocado, lo cual fue advertido por el Admiral Graf Spee gracias a las llamas y la densa humareda que salía de él. Algunos proyectiles del Exeter también habían alcanzado al acorazado alemán. El primero destruyó completamente la cocina, así como la red de agua potable de la nave. Otros dieron en el compartimiento de torpedos, averiaron el puesto de dirección de tiro antiaéreo y demolieron algunos camarotes. Hubo muertos y heridos. Pero los daños en el Admiral Graf Spee eran mínimos comparados con el infierno desencadenado en el Exeter. En menos de una hora recibió más de cien proyectiles. Cinco de sus seis piezas fueron silenciadas.
El comodoro Harwood, que había efectuado una vasta maniobra con el Ajax y el Achilles, se acercó a toda velocidad para participar en el combate y socorrer a su buque en peligro. La primera salva que realizó impactó en el Admiral Graf Spee, destruyendo una pieza de 150 mm y matando a todo su personal. A pesar de la superioridad de fuego del acorazado alemán, los dos cruceros ligeros ingleses acribillaron al acorazado. Langsdorff decidió concentrar su fuego sobre los cruceros ligeros Ajax y Achilles, que no se encontraban a más de 8.000 m. Otro disparo del acorazado dio de lleno en las dos torres de popa del Achilles; las cuatro piezas de 152 mm fueron silenciadas. Finalmente, los cruceros británicos se apartaron. En este instante, Langsdorff tenía el combate en sus manos, pero debido a falta de información efectiva sobre sus resultados, la cantidad de bajas y pensando que estas unidades eran una avanzada de otras mayores, decidió no acabar con los sobrevivientes y se envolvió en humo y se alejó a toda máquina hacía la costa.
Luego de salir del alcance de los poderosos cañones de 280 mm del acorazado, el comodoro Harwood decidió seguir al acorazado, tratando de no perderlo de vista.

La trampa de Montevideo
Los resultados del combate para el Graf Spee fueron 56 muertos y 20 impactos; los daños eran relativamente menores, pero habían mermado su provisión de municiones. Fue entonces cuando el acorazado alemán se dirigió hacia el Río de la Plata y entró al Puerto de Montevideo (Uruguay). El gobierno uruguayo, de acuerdo con los usos marítimos de tiempo de guerra le concedió un plazo de estancia y refugio en puerto de 72 horas, que debía emplear para la reparación de la nave con sus propios medios o la internación al término de la misma. El Almirantazgo británico se convenció de que la fuerza de Harwood no podría impedir que el acorazado se abriera paso hacia el océano y decidió reemplazar al Exeter por el pesado Cumberland. Sin embargo, como se hallaba en las Islas Malvinas, aunque navegase a toda velocidad no podría ganar la embocadura del Río de la Plata antes del 17 de diciembre, es decir, tres días más tarde. La fuerza compuesta por el Renown y el Ark Royal, muy superior al Admiral Graf Spee, se encontraba a la altura de Pernambuco, 2.500 millas al norte, y antes de llegar a la desembocadura del Río de la Plata tenía que reabastecerse de combustible, por lo que su intervención antes de una semana, estaba descartada. Por tanto, la diplomacia y los servicios secretos ingleses entraron a conjugar un sesudo plan para engañar a los alemanes respecto de su situación.

Las maniobras diplomáticas
La delegación diplomática británica en Montevideo realizó una compleja y consistente labor de desinformación respecto de las fuerzas navales británicas apostadas en la salida del estuario del Río de La Plata e hizo circular falsos rumores, amenazas e intimidaciones. De tal modo, se emitieron falsos comunicados entre fuerzas inglesas inexistentes a la salida del estuario, que llevaron a Langsdorff a tomar decisiones. En el puerto de Montevideo, por otro lado, las reparaciones del Admiral Graf Spee fueron saboteadas, retrasando ex profeso las mismas, con el fin de retener en puerto a la nave de guerra alemana el mayor tiempo posible, hasta la llegada de los navíos británicos que ya estaban en camino, o incluso logrando su internamiento al cumplirse el plazo dado por el gobierno uruguayo. Durante el tiempo que permaneció en puerto, los miembros de la tripulación muertos fueron enterrados en el cementerio de Montevideo. En el funeral, el capitán Hans Langsdorff usó el saludo naval, en tanto que el resto de asistentes hicieron el saludo nazi. Los prisioneros desembarcados del Graf Spee acompañaron voluntariamente a los caídos en el cortejo fúnebre hacia el cementerio.

Hundimiento del Graf Spee.
El Alto Mando Naval alemán, a cargo del gran almirante Erich Raeder, evaluaba la situación de Montevideo a la luz de los informes del capitán Hans Langsdorff y los informes de inteligencia. Langsdorff envió un telegrama, en donde concluía: Me propongo avanzar hasta el límite de las aguas jurisdiccionales. Si es posible abrirme paso hacia Buenos Aires, librar combate con el resto de mis municiones. Para el caso de que tal tentativa condujera a la destrucción cierta del Graf Spee sin proporcionarle la oportunidad de causar daños al enemigo, pregunto si ha de hundirse el navío en el estuario del Plata, aunque los fondos en él son insuficientes, o bien debe permitirse su internamiento, Comandante Graf Spee.
La respuesta de Raeder dejaba prácticamente en completa libertad de acción al comandante del Admiral Graf Spee, salvo en lo referente a la internación en Montevideo. La última frase decía: Procure que la destrucción sea total si se ve usted obligado a hundir su barco. Raeder”
El 17 de diciembre, el Admiral Graf Spee zarpó poco después de las 18:00, apenas dos horas antes de que expirase el plazo acordado por el gobierno del Uruguay. El buque avanzó lentamente por el estrecho canal en dirección a alta mar. Ahí le aguardaban las naves británicas. Los espectadores del muelle de Montevideo esperaban asistir -de lejos, desde luego- al raro espectáculo de un combate naval. Tras la estela del acorazado marchaba el transporte alemán Tacoma, refugiado en el puerto uruguayo desde el comienzo de las hostilidades. Ambas naves pararon máquinas a unas cinco millas de la costa.
Aparecieron dos remolcadores que provenían de Buenos Aires y una serie de embarcaciones menores que iban y venían del acorazado al transporte, transportando a la tripulación, de más de 1.000 hombres. Más de medio millar de tripulantes fueron trasladados a Buenos Aires y parte a Montevideo y en enero de 1940 se estableció su internación en la ciudad. Tanto en Buenos Aires como en Montevideo, unos 200 oficiales fueron dejados en libertad y se fugaron a Alemania, donde reingresaron en la Marina Alemana, mientras que los marineros fueron internados en cuarteles militares. La imposibilidad de asegurar su residencia en Montevideo motivó que el Poder Ejecutivo en 1942, efectivizado en 1943, dispusiera el traslado a Sarandí del Yí (al Cuartel del Paso del Rey) de 96 marineros de la tripulación del "Graf Spee" y del "Tacoma", también buque alemán; designándose a efectivos de la Región Militar II para vigilarlos. Allí permanecieron hasta su traslado a Montevideo y repatriación a Alemania en 1946. Numerosos objetos pertenecientes al Graf Spee se encuentran en el museo del Cuartel Paso del Rey en Sarandí del Yí, en el Departamento de Durazno en Uruguay.
Luego, a las 19:55, una enorme columna de llamas brotó repentinamente del Admiral Graf Spee. Al cabo de unos instantes se escuchó una fuerte explosión. El Graf Spee había explotado: los alemanes habían hundido su buque.
De acuerdo a las instrucciones de Raeder en su última comunicación a Langsdorff, el buque había sido destruido completamente. Previamente el capitán de navío Hans Langsdorff había preparado cuidadosamente el paso de su tripulación a Buenos Aires, donde iba a ser internada. El 19 de diciembre volvió a dirigirse a sus hombres y terminó diciendo:
La opinión pública discutirá seguramente durante mucho tiempo a fin de averiguar si estábamos equivocados o teníamos razón de destruir nuestro buque, si no hubiera sido más heroico ofrecer de nuevo combate al enemigo y que éste acabara con la muerte de los marinos. Lo habríamos hecho sin murmurar una sola palabra y con alegría. Por mi parte facilitaré la prueba de que eso no ha ocurrido por falta de valor personal
Los hombres del Admiral Graf Spee no comprendieron sus palabras hasta el día siguiente, 20 de diciembre, en que se encontró al capitán de navío Hans Langsdorff muerto en su habitación del Hotel de Inmigrantes en Buenos Aires. Se había envuelto en la bandera alemana y suicidado de un tiro de pistola en la cabeza.  Los marinos alemanes fueron internados y pocos fueron los que escaparon y volvieron a su patria en guerra, la mayoría fueron poco a poco asimilándose a la comunidad casándose con argentinas o uruguayas y dejando una amplia descendencia. En el año 1943 un grupo de 350 marinos integrantes de la tripulación del acorazado Admiral Graf Spee fueron enviados por la Marina Argentina al ex Club Hotel para su internamiento bajo la vigilancia del Regimiento V de Infantería Argentina. Este período se prolongó durante 2 años, hasta mediados de 1945.

El Graf Spee en la actualidad
En 1997, uno de los cañones secundarios del Admiral Graf Spee de 150 mm fue rescatado, reparado y está expuesto en la actualidad en un predio del Museo Naval de Uruguay en Montevideo.
En febrero de 2004, un equipo de rescate uruguayo dirigido por el investigador Héctor Bado y asesorado por el doctor en arqueología de la Universidad de Oxford Mensun Bound, empezó a trabajar en el pecio del Admiral Graf Spee. La operación es financiada parcialmente por el gobierno uruguayo (junto con una serie de empresas, alguna de ellas alemana), puesto que el pecio, hundido en el fango a apenas 8 metros de profundidad, constituye un peligro para la navegación. El 25 de febrero de ese año se extrajo la primera pieza de tamaño significativo, el dispositivo de puntería del buque: un telémetro de 27 toneladas. El pecio está en una sola pieza hundido profundamente en el barro, se ha estudiado rescatarlo mediante el sistema de piscina.
El equipo de rescate maneja desde hace tiempo la idea de reflotar el barco, una empresa cuyo coste se estima en unos 24 millones de euros.
Muchos veteranos alemanes no aprueban este intento de reflotamiento, ya que consideran que el pecio es una tumba marina[cita requerida] (no hubo marinos que se hundieron con él) y un monumento histórico submarino que debe ser respetado. Uno de ellos, Hans Eupel, antiguo mecánico especialista en torpedos, con 87 años en 2005, añadió que el intento "... era una locura, demasiado caro y sin sentido. También es peligroso, ya que una de las tres cargas explosivas que colocamos no explotó". Se dice que los rumores de explosivos activos esparcidos por los sobrevivientes son una forma de frenar la extracción del pecio.
El 10 de febrero de 2006, el gran águila de bronce (400 kg de peso, dos metros de altura por 2,6 de longitud) con una corona de roble enmarcando una esvástica en sus garras que adornaba la popa del Admiral Graf Spee fue recobrada.7 Se expuso, hasta que se decidiera su destino en el hotel Palladium de Montevideo. Según la ley uruguaya, la mitad de los beneficios obtenidos de su rescate pertenecen al Estado uruguayo y el resto al equipo de rescate. No obstante, el Estado uruguayo puede impedir su salida del país si la considera parte del patrimonio nacional.
Comodoro Langsdorff comandante del Graf SpeeA las 7:24 del 14, el Ajax   intento un ataque de torpedos, pero el Graf Spee los eludio, el Ajax  recibio una nueva andanada de 280mm y quedo con las dos torres de popa de 203m  fuera de combate; a las 7:38 la distancia entre los navios era de 4 millas, con ello toda la artilleria del Graf Spee podia utilizarse, incluidos los antiaereos de 88mm; los dos navios ingleses se encontraban con parte de su armamento principal fuera de combate y gravemente dañados, el Exeter ya se habia retirado hacia las Malvinas con graves daños y toda su artilleria principal inutilizada, el Graf Spee  navegaba a toda maquina y toda su artilleria permanecia en combate. Los cruceros ingleses siguieron al acorazado aleman uno a babor y otro a estribor, mientras se disparaban nuevas salvas, Langsdorff reviso el buque y tomo la determinacion de refugiarse en el puerto mas cercano para reparar averias, a  las 22:13 horas el Graf Spee  entro en Montevideo (Uruguay).  El Almirantazgo ingles mientras tanto habia ordenado el desplazamiento a toda maquina hacia la zona del portaviones Ark Royal, el crucero de batalla Renown , tres cruceros y tres destructores .

Fase Final
17 de Diciembre 1939
Una vez el acorazado aleman entro al puerto de Montevideo, los ingleses empezaron a mover todos sus contactos diplomaticos para obligar al navio aleman a zarpar nuevamente lo antes posible, calculando que los navios ingleses se encontraban en capacidad de combatir, sin embargo, una vez analizada la situacion se vieron obligados a concluir que puesto fuera de combate el Exeter, los otros dos serian blanco facil del Graf Spee, a pesar de la llegada del Cumberland.
Fue cuando se tomo la determinacion de confundir al comandante Langsdorff, haciendolo creer que las otras unidades inglesas estaban cerca de Montevideo; asi por medio de personal infiltrado dentro de las cuadrillas de reparacion se corrio este rumor. El 17 de diciembre el Graf Spee  abandono el puerto, despues de haber desembarcado la mayoria de la tripulacion, a las 18:15 cuando todo el mundo esperaba que combatiera, se estaciono a la vista el puerto y surgio una gran explosion, que hecho a pique rapidamente el buque. El buque se halla hundido en las coordenadas:  latitud Sur 34°58'15.2" , longitud Oeste 56°17'57.4", muy cerca al puerto de Montevideo.
Langsdorff habia telegrafiado al Mando Naval Aleman el dia 16:
"Situacion estrategica frente a Montevideo. Ademas de los cruceros y los destructores, el Ark Royal y el Renown. Bloqueo nocturno muy estrecho. Ninguna esperanza de poder huir hacia mar abierto y abrirme camino hacia la patria... Solicito decision de si el buque debe ser hundido, no obstante la insuficiente profundidad del Rio de la Plata o si es preferible internarnos.
Del Alto Mando Aleman: Intentad prolongar de todas formas la estancia en aguas neutrales...combatiendo abriros camino hacia Buenos Aires, si es posible. No internarse en Uruguay. Si el buque debe ser hundido, destruidlo completamente.

Carta del capitan Langsdorff
".....Excelencia: Después de haber luchado largo tiempo,he tomado la grave decisión de hundir al acorazado Admira Graf Spee, a fin de que no caiga en manos delenemigo.Estoy convencido de que , en estas circunstancias, no me quedaba otra resolución que tomar después de haber conducido mi buque a la "trampa" de Montevideo.En efecto,toda tentativa para abrir un camino hacia alta marestaba condenada al fracaso a causa de las pocas municiones que quedaban:Una vez agotadas esas municiones, sólo en aguas profundas podría hundir el buque a fin de impedir que el enemigo se apoderara de él.Antes que exponer mi navío a caer parcial o totalmente en manos del enemigo,después de haberse batido bravamente, he decidido no combatir,sino destruír su material y hundirlo...Desde un principio he aceptado sufrir las consecuencias que implicaba mi resolución.
Para un comandante que tiene sentido del honor,se sobreentiende que su suerte personal no puede separarse de la de su navío...Ya no podré participar activamente en la lucha que libra actualmente mi país.Sólo puedo probar con mi muerte que los marinos del Tercer Reich están dispuestos a sacrificar su vida por el honor de su bandera. A mí sólo corresponde la responsabilidad del hundimiento del acorazado Admiral Graf Spee.Soy feliz al pagar con mi vida cualquier reproche que pudiera formularse contra el honor de nuestra Marina.Me enfrento con mi destino conservando mi fé intacta en la causa y el porvenir de mi Patria y de mi Fuhrer.
Dirijo esta carta a Vuestra Excelencia en la calma de la tarde, después de haber reflexionado tranquilamente,para que usted pueda informar a mis superiores y, si es necesario, desmentir los rumores públicos.
Capitán de Navío(K.M.) Hans Langsdorff.
Último Comandante del Acorazado Admiral Graf Spee.
Buenos Aires 19 de Diciembre de 1939. 
Material suministrado por el capitan Rolf Fisher del Afrika Korps
El comandante Langsdorff se suicido el 20 de Diciembre de 1939 por orden de Hitler, despues de enviar su carta al Ministro Aleman.

Nota: La foto del cañon del Graf Spee, esta tomada en el puerto de Montevideo y es un aporte de mi amigo Sebastian Cimino Mitcoff.


Si esta interesado en un extracto de este libro, puede conseguirlo a traves de este enlace. El enlace para bajar el libro completo, le sera enviado por el webmaster del sitio, a su correo, dentro de las 24 horas siguientes al pago por Paypal. Cualquier aclaracion, favor contactenos
If you are interested in an excerpt from this book, you can get it through this link. Link to download the entire book, will be sent by the webmaster of the site within 24 hours of payment by Paypal, to your mail.  Any clarification,  please contact 

 Waffen-SS
 Heer
 Main/Principal
 Armamento/Equipment
Luftwaffe
 Sistema de Informacion
 Documentos/Documents
Campaigns 1657-1945
 Modelismo Militar
 Tratados/Treaties
Military Music/Musica
Medals and Awards
Military Videos/Videos
German Militaria
Kriegsmarine
 Libros Ebook
Suscription/Suscribirse
Biblitoteca/Bookhouse
 Ciencia Militar en PDF
Enlaces/Links
Aviones de Guerra
 Archivos Dropbox
German Army 1657-1945
 Economia y Politica PDF
Buques  de Guerra
Enlaces
Quienes Somos
Tanques  de Guerra
Publicaciones
Videos

Copyright @ The German General Staff 1657-1945